Codo tenista / Codo golfista

TERAPIA MANUAL: Tratamiento
Epicondilitis
Técnica Mulligan
El codo de tenista o epicondilitis está asociado a una sobrecarga de la musculatura extensora de la muñeca y los dedos de la mano, que se inserta en el epicóndilo o cóndilo humeral lateral. 

El codo de golfista o epitrocleítis está asociado a una sobrecarga de la musculatura flexora de la muñeca y los dedos de la mano, que se inserta en la epitróclea o cóndilo humeral medial.

EJERCICIO TERAPÉUTICO:
Estiramiento Flexores
de Muñeca y Dedos
A pesar de los nombres asociados a actividades deportivas, no suelen ser habituales en tenistas ni en golfistas de un cierto nivel (que realizan correctamente los gestos de golpeo de revés, en el tenis, o de finalización del swing, en el golf) y, sin embargo, pueden sufrirlas personas que no hayan practicado en su vida el tenis o el golf. Cualquier actividad rutinaria de la vida diaria es susceptible de provocar estas lesiones y son muy habituales en amas de casa, en motoristas, en personal de limpieza que trabaja con fregonas o mopas, en limpiacristales, en peluqueros, en personas que trabajan con pesas en el gimnasio, en personal de mudanzas, en pintores, en auxiliares de residencias de ancianos, en pinches de cocina y en personal administrativo que trabaja con el ratón del ordenador, entre otros.

Son lesiones muy molestas, que suelen cursar con pérdida de la fuerza en manos y dedos para sujetar cualquier objeto, y que acaban por resultar muy dolorosas e incapacitantes. Al estar asociadas a actividades rutinarias de la vida diaria, son difíciles de erradicar totalmente, ya que el factor desencadenante de la lesión sigue estando presente en el día a día del paciente, por lo que, aunque se consiga una buena recuperación y se adquieran buenos hábitos de trabajo que minimicen los riesgos, existe una alta tasa de recidiva (reaparición de los síntomas).

El tratamiento de estas patologías pasa siempre por una relajación de la musculatura implicada, descontracturando los vientres musculares afectados y haciendo ejercicios de estiramiento, de contracción concéntrica contra resistencia de la musculatura antagonista y de movilización con movimiento. Además del trabajo manual, también son útiles la electro-estimulación, el kinesiotape y los vendajes compresivos sobre los puntos dolorosos. Asimismo, se trabajará con el paciente para crear técnicas de higiene en el trabajo adaptadas a sus funciones.