Ansiedad y estrés

TERAPIA MANUAL: Estiramiento
de los músculos Intercostales
para Reexpansión Costal
El estrés y la ansiedad, que en las sociedades prehistóricas constituían factores de supervivencia que, ante la presencia de cualquier peligro real o potencial, nos preparaba para luchar o para huir, activando las funciones del sistema nervioso simpático, se han convertido en la sociedad actual en factores cuya presencia es casi continua a lo largo del día, impidiendo que el sistema nervioso parasimpático vuelva a tomar el control y nos permita relajarnos y recuperar el funcionamiento normal del cuerpo.

El aumento exponencial de las alergias, de las enfermedades autoinmunes, del cáncer o de enfermedades crónicas, como la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el estreñimiento, el bruxismo o los trastornos del sueño, se asocia en muchos estudios a reacciones anómalas del cuerpo cuando éste se encuentra permanentemente expuesto a factores de estrés o de ansiedad, que actúan como una bola de nieve deslizándose por una pendiente y provocan hipervigilancia, tensión muscular, dolor físico, kinesiofobia (miedo al movimiento) y catastrofismo.

La activación del sistema simpático provoca un estado de alerta permanente, que se acompaña con aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada y superficial, cierre de los esfínteres y tensión muscular. Pero nuestro cuerpo está preparado para mantener esta situación sólo durante un corto período de tiempo y, si el sistema parasimpático no es capaz de retomar el mando, el cuerpo se agota y comenzamos a sentir cansancio extremo y debilidad generalizada, acentuando una sensación de peligro que vuelve a activar el sistema simpático. 

Para romper esta dinámica patológica, en Fisio Koshi trabajamos fundamentalmente sobre dos factores: el control respiratorio y la relajación corporal. Si, en medio de la vorágine generada por el sistema simpático, nuestro cerebro detecta las incoherencias de una respiración pausada y profunda y de una musculatura relajada, se genera un cortocircuito y llega a la conclusión de que el factor que está provocando estrés y ansiedad no es una amenaza real ni potencial y que el sistema parasimpático puede volver a retomar el control de la situación.

EJERCICIO TERAPÉUTICO: Ejercicio Respiratorio Estiramiento Meridiano Pulmón